Adulto Joven

Posted on marzo 16, 2015 in Blog, Confianza, Crecimiento, Recomendados | 2 comments

Adulto Joven

Adulto Joven

 

Estimados amigos, continuemos nuestro camino por el sendero de la vida: El Adulto Joven.

Los primeros años de esta etapa se suelen solapar con la adolescencia ya que podemos considerar que se inicia a los 18 años y que puede extenderse hasta los 30 o 40 años dependiendo del individuo. Surge la necesidad de hacer intimidad para lo cual nos concentramos en el establecimiento de relaciones interpersonales profundas, en desarrollar nuestra carrera profesional, en planificar lo que nos gustaría que ocurriera en nuestra vida y en tomar los pasos necesarios para lograrlo.

INTIMIDAD VS. AISLAMIENTO

 

Si el adulto joven, logró clarificar su identidad a lo largo de las etapas previas, está abierto y necesitado de fundir su identidad con otras personas, de hacer intimidad, entendiendo por intimidad el mostrarse como realmente es. Erikson define la intimidad como la capacidad para entregarse a asociaciones concretas y para desarrollar la fuerza ética necesaria para cumplir con los compromisos que plantean estas asociaciones, sean amorosas, laborales, profesionales, culturales, políticas, o gremiales, aun cuando sea necesario asumir ciertos sacrificios.

La intimidad supone la posibilidad de estar cerca de otros, como amantes, amigos, como un activista social. En esta etapa debería poseerse un sentimiento de saber quién eres, a no tener miedo a “perderte a ti mismo”, como puede aparecer en la adolescencia. Si la persona que transita por esta etapa tiene “miedo al compromiso”, implica una gran inmadurez que no siempre es obvia y puede traer como consecuencia el aislamiento, manifestado como distanciamiento, rechazo o desvalorización, las actitudes competitivas son peligros que se corresponden con el componente negativo del aislamiento. Todas estas elecciones suponen la posibilidad de asumir compromisos y a la vez, de ir construyendo concepciones acerca de las circunstancias fundamentales de la vida: pareja, familia, trabajo, amistades, asociaciones… Es la edad de la construcción.

Otro peligro frecuente es el aislamiento de a dos. Así, suelen aparecer alianzas entre un par de personas o un pequeño grupo, que los protegen de la necesidad de enfrentarse a un nuevo reto evolutivo: el de la generatividad, definida por Erikson como la actividad de procreación, producción y creación que incluyen la crianza y orientación de los otros

En síntesis, es necesario tener claro que este primer período de la vida adulta está poblado de elecciones que tienen un carácter más estable y definitivo que aquéllas que se dan en la adolescencia. A lo largo de esta etapa elegimos la pareja, el trabajo, la profesión, la residencia, afianzamos amistades íntimas.

Como podemos observar en esta etapa es importante aprender a hacer intimidad y a asumir compromisos. En nuestro próximo artículo trataremos estos temas de manera especial.

Amigos, espero que este aporte haya sido de su interés y recuerden que a vivir se aprende viviendo.

Hasta la próxima, cordiales saludos,

Beatriz

2 Comments

  1. La palabra intimidad asusta un poco en primera instancia, Despues de las explicaciones se entiende. El período que se le asigna al adulto jovenes muy largo, yo creo que el adulto joven debería estar como una primera etapa pues despues de los 30 o 30 y tantos ya es un adulto maduro.
    El artículo es muy interesante y nos pone a pensar en la intimidad de una nueva manera. Yo creo que en todo ese período hay un proceso progresivo de crecimiento personal muy importante y que esa intimidad se va abriendo mucho para incluir para algunos un alcance mucho mayor, relacionado con la comprensión del mundo y la búsqueda de caminos para influir en su desarrollo. Para algunas personas el adulto joven hacia maduro, va buscando la realización de sueños del adulto joven o del adolescente inclusive, porque se da cuenta que tiene capacidad para lograr resultados importantes, ya no busca una intimidad hacia dentro, hacia un grupo pequeño en el que tiene confianza, sino hacia el ancho mundo para cambiarlo

  2. Me parece un artículo pertinente para establecer esa etapa, diferenciada entre la adolescencia y la adultez, en donde a veces, se actúa como adulto, y en oportunidades como adolescente. El proceso de intimar, es decir acercarse al otro-a, en la búsqueda de la necesaria cercanía, es fundamental. Cuestión esta que los humanos necesitamos siempre.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *